Depresión infantil tratamiento Bogotá

La depresión es una condición mental con alta prevalencia en Colombia, que se presenta no sólo en la población adulta, sino también en la infantil y adolescente. Aunque la depresión se caracteriza por un estado de ánimo bajo, comprende más que este síntoma, ya que es normal que nos sintamos tristes en momentos de la vida por eventos que han sucedido y que tiene impacto sobre esta. Sin embargo, la depresión va acompañada de períodos largos (semanas) y persistentes de tristeza profunda, con pérdida de interés por actividades que anteriormente eran satisfactorias.

¿Cómo se manifiesta la depresión en los niños o adolescentes?

La sospecha de depresión infantil, en niños o adolescentes, es difícil, pues no es común escuchar sobre este diagnóstico en ellos. Se puede confundir con otros trastornos como déficit de atención con hiperactividad, negativista desafiante, dificultades de aprendizaje, entre otros. Además, teniendo en cuenta que el niño o adolescente va a negar su estado de ánimo triste o irritable, dado que no es consciente o no tiene significado para él, por lo tanto, no va a recurrir a pedir ayuda.

La depresión infantil se expresa con diferentes síntomas, tales como, presentar estado de ánimo bajo, caracterizado por sentimientos y pensamientos de desesperanza y culpa, aislamiento y aburrimiento a causa de la pérdida de interés por actividades cotidianas como jugar con sus amigos o juguetes favoritos, irritabilidad, pérdida de energía, dificultades del sueño, ya sea para mantenerlo o para levantarse por las mañanas.

Además, pueden presentar aumento o disminución del apetito, dificultades en el ámbito académico, pues se distraen con facilidad y tienen problemas para memorizar, igualmente tienen excesiva autocrítica, pensamientos suicidas y dolores físicos sin causa aparente.

Situaciones que pueden ser desencadenantes de la depresión

La interacción entre padre e hijo son fundamentales para el desarrollo de patrones de afrontamiento, pues el comportamiento de los padres generan modelos que posteriormente el niño emplea para dar cara a las situaciones difíciles que se le presentan.

Las experiencias de fallecimiento o pérdida de seres queridos, el estrés que generan los cambios en los estilos de vida por mudanza o los problemas en la interacción social con los pares o familia, que generan conflictos en las relaciones del niño, pueden hacer al niño proclive a desarrollar síntomas depresivos.

Otros factores asociados al desarrollo de depresión son las enfermedades físicas, pues muchas veces se deben hacer cambios en las rutinas para adaptarse a los tratamientos de la depresión infantil.

¿Qué pasa en el cerebro cuando hay depresión?

Nuestro cerebro funciona como una red de comunicaciones, pero para que esta comunicación se dé forma adecuada se necesita que componentes tanto químicos como eléctricos estén funcionando de forma adecuada. En un cerebro deprimido la comunicación no se da de forma apropiada, dado que las cantidades de los componentes químicos encargados de la actividad motora, motivación, placer, atención y regulación del sueño y del apetito, se encuentran alterados.

Por otro lado, la actividad eléctrica de un cerebro deprimido se encuentra desincronizada pues las velocidades de onda en algunas partes del cerebro no se ajustan con la actividad que se necesita realizar, ya sea porque son velocidades muy rápidas o por el contrario son muy lentas.

Alternativas de tratamiento para la depresión infantil

Terapia cognitivo-conductual: se trabaja la modificación de las autoverbalizaciones y pensamientos negativos de culpa y desesperanza. Se trata de detectar y romper con las cadenas de conductas que han mantenido la depresión, se busca generar habilidades de automonitoreo, autoevaluación y autoesfuerzo, para que el paciente pueda hacer una retroalimentación objetiva de su conducta y de los eventos que se presentan.

Igualmente se busca optimizar las capacidades de resolución de problemas y habilidades sociales por medio del incremento de reforzamiento. Lo anterior permitirá al niño cambiar la visión negativa que ha ido formado y que generan distorsión en la percepción realista de sí mismo, de los demás y de lo que puede hacer.

Terapia psicoanalítica: En esta se busca ayudar al niño o adolescente a reconocer los conflictos internos que pueden estar generando los sentimientos de tristeza. Para esto es muy importante abrir un espacio donde el paciente pueda explorar su mundo interno (pensamientos, fantasías, emociones, imaginaciones etc.) y a través de la relación con el terapeuta, se puedan ir elaborando y resignificando aquellos aspectos que generan sufrimiento o que le impiden al sujeto posicionarse de una manera diferente frente al mundo y sus vínculos.

Neurofeedback: le permite al paciente conocer el comportamiento de sus ondas cerebrales, esto lo hace por medio de la retroalimentación en vivo, con el fin de poder entrenar la producción de estas para así generar nuevos caminos de comunicación y lograr la sincronización de ondas lentas y rápidas para que se generen en los momentos que se requieren y no fuera de ellos.

Se sabe que la depresión es un trastorno que tiene alta prevalencia en la población adulta pero también se han podido identificar casos en niños, pues ellos de igual manera pasan por situaciones estresantes que superan sus recursos de afrontamiento y generan cadenas de pensamientos negativos que los conduce a distorsiones de su propia imagen y comportamiento y así desarrollar síntomas depresivos. Es por esto que tanto padres como el profesional en salud, deben prestar suficiente cuidado a los síntomas, para que sea detectado a tiempo y poder plantear un tratamiento adecuado.

Tratamientos en Bogotá para depresión infantil

En Insight psicología contamos con profesionales especializados en diferentes tipos de tratamientos para la depresión infantil en Bogotá. Si quieres conocer más, no dudes en contactar psicólogos en Bogotá con amplios conocimientos.

2 thoughts on “Depresión infantil ¿Pueden los niños experimentarla?

  1. Me párese muy interesante este blog realmente tiene gran aplicación para la población infantil y adolescente con problemas de depresión les felicito

  2. Julio muchas gracias por seguirnos y dejarnos tu comentario. Puedes seguir atento a nuestras publicaciones, esperamos que sean útiles para ti.
    Feliz fin de semana.

Deja un comentario